Make your own free website on Tripod.com

LA MASONERÍA

¿Qué es y qué no es?

 

Por:.Luis Alfredo Lúcia Mendoza

 EN RESUMEN. En este documento se pretende esclarecer al lector las dudas más comunes existentes con respecto a la Institución Masónica: ¿qué es?, ¿de qué se trata? y muy particularmente ¿qué NO es?. Este documento va dirigido al público en general, no pretende incitar a nadie a ingresar a la Institución, ni compararla con otra, ni decir cual es mejor y cual es peor. Solo es un tratado de Masonería, para aquél que quiera satisfacer su necesidad de conocimiento, o simplemente su curiosidad, como para aquél que tenga intenciones de analizar si es de su interés ingresar o no. Es muy probable tocar algunos puntos Históricos, solo para que sirvan como contexto cultural, y de ubicación en el tiempo, para el lector y no para enaltecer a los viejos, y algunos no tan viejos, Masones; recordad que de todo hay en la viña del señor. 

INTRODUCCIÓN. En la sociedad es muy fácil encontrar gente, todavía en éstas épocas, que pregunte ¿y que es eso de la Masonería?; se menciona que en el medio, ya que cuando uno no pertenece a la Institución en mención, y su círculo social no participa en ninguna medida con algo al respecto, el tema simplemente pasa desapercibido. Hoy por hoy, es muy notoria la manera en que el tema se maneja de una manera “sencilla” y tal ves hasta coloquial; se habla de masonería con el zapatero y con el amigo en el café, con el abogado como con el ingeniero, se entabla una conversación de masonería, incluso, porque en la misma historia (sea la de México u otra) ha participado, los libros de texto de algunas escuelas secundarias ya lo manejan, es decir, la tenemos a la vuelta de la esquina, más todavía hay quien se lo pregunta ¿y eso que es?.

Para el Historiador, o para el sociólogo, la Masonería tiene una participación en cuanto a épocas y hechos de la historia del mundo y de las necesidades sociales de los tiempos; para el teólogo es muy probable que la masonería sea una manera muy particular de ver “al cielo” (alguna concepción de DIOS en particular), para el filósofo (que ya no hay muchos) es muy probable que la masonería, como grupo, sea una “puerta” al conocimiento; en sí podríamos enumerar varias disciplinas, incluso algunas desconocidas para el que os escribe, mas podríamos suponer su interpretación de la masonería; pero es un hecho, debe existir un concepto o idea esencial o fundamental en la cual se basan todas las cosas para existir y es lo que a continuación se pretende establecer.

Cabe aclarar algunas cosas; si se intenta remontar a los tiempos más antiguos que nos permita la memoria, tendremos por ejemplo al Hombre Neandertal, el cual fue uno de los primeros, de los que se tienen vestigios, en satisfacer sus necesidades, refiriéndonos a la obtención de alimento con algunas “armas” o herramientas, si así se les pudiera nombrar, esa necesidad lo llevó a analizar como ocurrían las cosas a su alrededor y he ahí la parte que nos diferencia únicamente de los animales: La Razón. Si se prosiguiera en el tiempo, en base a esas “dudas” o cuestiones que cruzan la mente de cualquier ser humano, éstas le llevan a lo que hoy nombramos ESTUDIOS, y se caería en alguna época en que solo algunas personas poseían un conocimiento gigante para sus épocas, es decir, solo aquel que pasara grandes cantidades de tiempo estudiando podría alcanzar esos “razonamientos” o “descubrimientos” que lo hacían un sabio o conocedor de su medio, y como el tiempo no perdona, era necesario transmitir esa SABIDURÍA de generación en generación, cosa que antiguamente se hacía solo de Boca a Oído, de ahí el hecho que haya muy pocos documentos al respecto, son costumbres las que también, de acuerdo a la región o pueblo, se transmitían, formas de enseñar y de ver las cosas. Si se continuara, entonces lograríamos llegar a una época en que el ser humano entendió que ya casi era “imposible” saber todo de todo, pero que no era malo y tal ves no muy difícil saber un poco de todo, por lo que se crearon las especializaciones, e incluso, lo podríamos comparar con lo que hoy conocemos como carreras profesionales, ya que hay una para cada especialización y éste hecho va en aumento conforme la CIENCIA avanza.

Todo lo anterior nos lleva al entendimiento de la existencia de distintos grupos humanos a lo largo de la historia, dedicados al estudio, y que transmitieron sus conocimientos a sus generaciones venideras, incluso hasta nuestros días, de alguna forma.

 EL PROBLEMA DEL CONCEPTO. Si nos dirigimos literalmente al significado de la palabra “Masonería” y acude a un diccionario, por ejemplo el Larousse, muy común en el hogar, encontraremos: n. f. (nombre femenino) Asociación, en parte secreta, extendida en diversos países, cuyos miembros profesan principios de Fraternidad, se reconocen entre sí mediante signos y emblemas y se dividen en grupos denominados Logias. Sinónimo de Francmasonería. El nombre francés franc-maçon  designaba a los constructores de catedrales cuyos secretos eran enseñados en la logia. En el s.XVII se introduce en Gran Bretaña y Escocia, donde ya se admitían a personas que no eran constructores, se convirtieron en centros políticos. En el s.XVIII se extiende por toda Europa, como organización jerarquizada, y con una enorme difusión en Francia. Fue condenada por la Iglesia Católica por su “Liberalismo anticlerical”. En el s.XIX se convierte en una sociedad mas conservadora y burguesa. En España prohibida en 1940 y legalizada nuevamente en 1979. Las logias masónicas tuvieron un papel importante en el proceso de emancipación hispanoamericano, especialmente en México, Argentina y Chile, así como en los movimientos Independentistas de fines del s.XIX en Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Su organización, simbología y Ritual son extremadamente complejos.

 Para muchos de los masones que forman parte de la institución, el concepto tampoco es muy claro, y ello se debe, precisamente, a que han transportado al campo masónico sus aspiraciones particulares y han convertido a sus logias en un reflejo de lo que esperaban encontrar en la Masonería. Al solicitar alguien su admisión a la Masonería se le pregunta si “lo hace de su Libre y Espontánea Voluntad”; pero ¿cómo puede haber libre y espontánea voluntad de hacer algo si se ignora lo que es?, aunque ¿qué puede pensarse de un hombre que va a comprometer su palabra de honor y su buen nombre sin antes haberse preocupado por investigar más a fondo las consecuencias de tal acto? [3]. Actualmente, en las librerías ya están a la disposición de casi cualquier persona los libros y manuales de la Masonería, es decir, el hecho de conocer o investigar está mas al alcance de los que no están en la Institución, pero ya el entendimiento de las cosas de que se hablan en esos textos quedará al buen razonamiento de cada lector, habrá mucho que quedará inconcluso más de alguna forma tendrá que aprender a “leer entre líneas” si realmente está interesado en entender.

Masón significa “constructor”, o sea el que fabrica a piedra [3]; había dos clases de masones: “los picapedreros” o “masones rústicos”, que plantaban la piedra “dura” común y otras partes sobre la que se construía una iglesia, y los masones mas diestros, que tallaban las fachadas del frente de la catedral, por ejemplo. Estos trabajaban una piedra mas blanda, terrosa, que se hallaba en muchos sitios, ésta piedra mas blanda se conocía como “piedra libre o Franca”, y los masones Expertos en trabajarla pasaron a conocerse como “masones de piedra Franca”, que muchas veces se abreviaba como “Francmasones”. Cerca del sitio donde trabajaban erigía una choza a la que llamaba “lodge” o “posada” pero no dormían ahí, solo guardaban sus herramientas [2]. Actualmente hemos de entenderlo en su acepción figurada, diciendo que el Masón es un constructor del templo simbólico de la ciencia y de la virtud, que constituye su propia personalidad, un masón es un individuo que “trabaja” en perfeccionarse y en evolucionar, tanto en sus conocimientos como en su comportamiento moral, y para ello sigue los caminos que le indica la antigua asociación que nombra MASONERÍA o como también se le conoce FRANCMASONERÍA.

La Institución Francmasónica tiene como finalidad principal la de constituirse en guía de quienes buscan y anhelan ese perfeccionamiento, para lo cual va desgranando una a una sus enseñanzas sabias y antiguas (pertenecientes a esas antiguas agrupaciones de sabios en la historia de humanidad), en dosis graduadas y de acuerdo con el adelanto de cada uno de sus miembros. A través del ESTUDIO razonado y crítico de la filosofía moral se obtiene un mejor conocimiento de las virtudes y del modo de practicarlas. Es algo parecido a una escuela pero va un poco mas allá, en primer lugar, en vez de exigir el aprendizaje de tales o cuales postulados y principios, estimula la exposición libre, la discusión ilustrada y fundamentada, y el desarrollo de la imaginación y del pensamiento original, como medio para conseguir que cada quien llegue, por su ESTUDIO independiente y su meditación profunda, a sus propias conclusiones lógicas y a la afirmación de sus convicciones. Es por ello que se respalda ampliamente del uso del Símbolo y la Alegoría; pero no ofrece de ellos ninguna explicación fija ni dogmática. Deja a sus miembros en libertad para ejercitar sus facultades deductivas e inductivas para descifrar y aprender. Y no solamente llega hasta ahí, si no que también trata de desarrollar en todos y cada uno de ellos el firme sentimiento de Fraternidad y abnegación, encauzando cuidadosamente todos sus esfuerzos hacia nobles fines de justicia social, equidad, libertad, auténtica democracia y progreso material y espiritual de toda la humanidad (De ahí su acepción de FRATERNIDAD).

La masonería es una libre asociación de hombres de todas las condiciones económicas, y de todos los grados de cultura, a quienes los une el deseo de alcanzar un desarrollo y una evolución más allá en su personalidad interna, un dominio más perfecto de sí mismos, una afirmación de sus convicciones, una agudización más sutil de sus facultades intelectuales y un acendrado espíritu de abnegado servicio hacia sus semejantes [3].

La masonería como un “Sistema de Moralidad”, según se le define, NO es Religión, ni únicamente Filosofía, si no a la vez una Ciencia y un Arte; una Teoría y una Práctica; y es así como procedían las Escuelas de la Sabiduría Antigua y de los Misterios. Exhibían ante aquél que quería ingresar un cuadro del proceso de la vida, se le enseñaba la historia del génesis del alma y de su descenso al mundo; se le mostraba su estado actual imperfecto, restringido y su desafortunada posición; le indicaban que había un método científico mediante el cual podría perfeccionarse y ganar de nuevo su posición original. Este era la mitad-ciencia de sus sistemas; el programa o teoría que previamente se ponía ante él era para que pudiera captar intelectualmente el propósito de los Misterios y lo que implicaba la admisión a ellos. Seguía después la otra mitad; el trabajo práctico que los candidatos deberían efectuar en su calidad de “discípulos” [4].

La Francmasonería es una fraternidad, absolutamente, NO una Sociedad Secreta (mas sí es discreta). Como tal, está abierta para solicitud y tiene modos de reconocimiento. La Francmasonería NO es definitivamente un culto religioso o un Grupo Político; los Masones tratan de nunca discutir la religión o la política. Todavía, la condición principal requiere del miembro terminantemente creencia en Dios. Además, se espera que los Masones sean ciudadanos modelos, seguidores fieles de sus religiones respectivas y patriotas leales de sus países respectivos [5].

Pero así como nadie construye una casa para nuca ser habitada, o un barco que nunca ha de navegar, así también carecería de sentido alguno la actividad masónica (personal e interna) del desarrollo de sus facultades superiores del hombre, si no desembocara en forma natural y lógica en los múltiples cauces de la actividad social desempeñada por cada uno de sus miembros, dentro de la esfera de influencia personal y como resultado de iniciativa propia [3].

“Un conocimiento que no es aplicado o llevado a la Realidad es como un canasto de manzanas que solo están de adorno, al tiempo se pudren y marchitan y hasta huelen mal.”

Finalmente comentamos que, así como un asociado a un grupo de abogados o a cualquier club (sin que se entienda por club a la masonería), así el masón tiene derechos y obligaciones; mencionaremos sus obligaciones ya que no queremos ensalzar este documento con beneficios muy particulares de cada Logia. La primera Obligación es el silencio absoluto de lo que es tratado en logia. Esta obligación tiene que ver con el sentido Iniciático de la Masonería y no para ocultar algo vergonzante e indebido; la segunda  es la de trabajar incesantemente en pro de su propia  perfección interna, y él será quien sienta los cambios y beneficios, no la sociedad (aunque eso se de por añadidura), y su tercera obligación es la de cumplir con los estatutos muy particulares de la Logia a la que pertenece.

POR LO TANTO. Así pues, todas aquellas enseñanzas de las distintas culturas que han existido en la humanidad, agrupan un conocimiento que es parte fundamental de la enseñanza impartida por estas asociaciones que conocemos como Fraternidades, y una de ellas es la masonería, y tanto ella como las demás están destinadas al estudio de la Moral y la práctica de la Solidaridad; trabajan para el mejoramiento moral y material, y por la perfección intelectual y social de la humanidad. (Podríase decir, la reeducación del ser humano). Cabe mencionar que cada masón lo es por su libre y espontánea voluntad, y tiene derecho de retirarse, como caballero, de la Masonería, cuando lo desee, sin que por ello sufra de persecuciones, amenazas o ataques. Solo se le pide, bajo su palabra de honor (sin documentos ni pruebas físicas), que no revele los secretos de la institución, y si no lo cumple, el único  que se perjudica es él mismo y no la Masonería (no pasa nada). Al igual que como todos las cosas, hay un lado bueno y uno malo, y ésta no es la excepción, más es claro decir que con un conocimiento interno completo de su propia persona, cada individuo es capaz de visualizar de lo que es capaz, y si toma la decisión ( muy humana o mortal ) de hacer mal uso de todo ese conocimiento es cuando nos topamos con los masones que nos infunden esa confusión con respecto a la masonería, más nos es la masonería la que podría decirse está mal, si no los masones (finalmente humanos comunes como todos los demás que deciden hacer buen o mal uso con las cosas que se les confieren).

 COMENTARIOS FINALES. Por parte del que les escribe es todo lo que hasta hoy he podido recabar y razonar, se que no es todo lo que pudiera decirse al respecto, y tratando de hacerlo lo más compacto que he podido espero no haberlos decepcionado.

 

 REFERENCIAS:

 [1] DICCIONARIO LAROUSSE. Diccionario Enciclopédico 1998 en color

[2] LOS MASONES. Jasper Ridley. Vergara Editores.

[3] LA MASONERÍA ES... Anónimo. Editorial Herbasa.

[4] EL ARA. Instructivo para el aprendiz masón. Profr. Rafael Mallén, Grado 33. Editorial Masónico Menphis

[5] http://www.geocities.com/fmisrael/indexsp.html

 

PÓRTICO